Este modelo se ha transformado a lo largo del tiempo en un modelo en espiral. Este sería el más completo puesto que parece admitir en su seno a ambos sistemas de tiempo. De esa forma, habría un inicio, continuaría circularmente, pero en lugar de volver al punto de partida, éste subiría un nivel, en el cual todo volvería repetirse, pero no con la misma exactitud.

 Este tiempo en espiral permite explicar un importante número de fenómenos que no podían ser explicados ni por uno ni por otro modelo.

Por ejemplo, el comienzo y el final del Universo, el cual habría comenzado en un Bing Bang, terminará reabsorbiéndose a si mismo en un Bing Crunch, para volver a un siguiente Bing Bang en el que todo volvería a comenzar. Podría, así mismo, explicar la evolución de la vida y las especies.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad